Formación en prevención de riesgos laborales, una asignatura pendiente para el sector hostelería

El sector de la hostelería es un sector que necesita formación en prevención de riesgos laboralesEs importante que los empleados de cualquier empresa conozcan y tengan nociones de los riesgos que puede comportar su trabajo. Pero este requerimiento a menudo no se cumple en múltiples sectores. Entre ellos, tienen importantes carencias formativas en prevención de riesgos laborales los trabajadores de los negocios de hostelería.

Según información de EuropaPress, sólo la mitad de los negocios de este sector forma a sus trabajadores en prevención de riesgos laborales (PRL), debido a que el empresario, o bien no sabe que debe implantar los planes de prevención o es que no le interesa hacerlo.

Los datos de Premap Seguridad y Salud, muestran que un 52% de los locales de restauración y hostelería de España tiene un plan de prevención de riesgos laborales con la formación necesaria para prevenir accidentes y lesiones.

En verano, la ocupación en este sector aumenta, comportando que haya una “falta de formación” en prevención laboral de muchos trabajadores que van a desempeñar su puesto de forma temporal.

Tomar medidas en prevención de riesgos laborales para evitar accidentes

Ponerse guantes de protección para cortar productos, llevar el calzado adecuado, etc., son simples medidas que ya pueden evitar gran cantidad de accidentes, medidas que se trabajan habitualmente en la PRL.

Por lo tanto, es importante que cada local que forme parte del ámbito de la restauración y la hostelería se centre en conocer la necesidad de formar e implantar los programas de prevención de riesgos laborales.

Según los expertos, la mayor parte de los accidentes ocurren por errores humanos o malas prácticas. Esto solamente se puede corregir con formación e información.

Un 2015 con 35.000 accidentes laborales en hostelería y restauración

Tal y como muestran los datos del INHST, el pasado 2015 hubo más de 35.000 accidentes con baja en este sector, de los cuales, un 31% pertenece al sector de alojamiento y un 69% al de comidas y bebidas.

Los accidentes laborales más frecuentes del sector de la hostelería y restauración son por posturas forzadas, golpes, resbalones y caídas, cortes o pinchazos, quemaduras o contacto eléctrico. Aunque también sufren otros tipos de accidentes o enfermedades como cambios bruscos de temperatura, intoxicaciones, lesiones auditivas o estrés laboral.