Seleccionar página

La consultora de comunicación y marketing digital, LLYC ha realizado un estudio analizando la evolución del compliance en España, a través de entrevistas a 41 ejecutivos de empresas nacionales e internacionales con actividad en España. En este post de Conversia explicamos un poco más sobre el estudio “Compliance: del cumplimiento estético al compromiso auténtico” de LLYC.

El 27% de los ejecutivos considera el compliance un mero gasto para evitar sanciones

En 2010, la reforma del Código Penal introdujo la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Cinco años después, en 2015, se incrementó la responsabilidad de las empresas a nivel penal, hecho que supuso un punto de inflexión en el desarrollo de los programas compliance en las compañías españolas. Con este contexto, desde la consultora de comunicación y marketing digital, LLYC, decidieron realizar un estudio para analizar la evolución del compliance en nuestro país. Entre mediados de noviembre de 2020 y finales de febrero de 2021 entrevistaron a 41 ejecutivos de empresas nacionales e internacionales con actividad en España, a través de encuestas anónimas y entrevistas personales.

Uno de los datos más relevantes que se extrae del estudio es que el 80% de los ejecutivos entrevistados considera que el compliance no se refiere solamente a cumplir leyes, sino que, además, es la incorporación de una cultura íntegra dentro de la compañía así como la adquisición de compromisos alineados con las expectativas de los diferentes públicos de la empresa. Además, el 73% de los encuestados creen que el compliance aporta valor real a su empresa, mientras que un 27% lo considera meramente un gasto para evitar sanciones. 

Disponer de un sistema compliance impacta positivamente en los públicos

La gran mayoría de los directivos consultados reconocen que tener implantado un sistema compliance en la empresa impacta positivamente en los principales stakeholders: en las personas que trabajan en la compañía (88%), para los socios actuales o potenciales del negocio (90%) e, incluso, para los consumidores o clientes (70%). Teniendo en cuenta que en el estudio, se van reproduciendo citas directas de los encuestados, preservando su anonimidad, en este punto es remarcable una de ellas: “nosotros hemos ganado clientes gracias al compliance, especialmente extranjeros. Poder explicar que tenemos esta función en la compañía, nos posicionó por delante de otros competidores”.

Otra de las preguntas realizas es si la organización en la que desarrollan su actividad profesional cuenta con algunas herramientas relativas al ámbito del compliance. En este sentido se pregunta acerca de la existencia de un canal para que los empleados denuncien conductas ilegales o poco éticas (88% lo tienen), un código de conducta/ética (88%), un programa de ética y compliance (78%) o un departamento específico de compliance (71%). A pesar de que los resultados son bastante positivos, el 42% de los encuestados afirman que no se sentirían cómodos o dudarían a la hora de utilizar el canal de denuncias en caso de que fuera necesario.

El estudio se puede consultar en su totalidad desde la página de LLYC.

Puedes leer más noticias sobre compliance en este blog de Conversia.