La OCDE advierte que algunos facilitadores profesionales ayudan a cometer delitos financieros

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado un informe en el que advierte que, en ocasiones, los asesores fiscales, los gestores patrimoniales, los abogados o contables facilitan a sus clientes estrategias para cometer y ocultar delitos financieros como el blanqueo de capitales.

El documento, que lleva por título Ending the Shell Game, califica a los facilitadores profesionales de “genios con habilidades especiales” e incluye a la lista anterior a los agentes de formación de sociedades y sociedades fiduciarias. Estos “facilitadores profesionales socavan no solo el estado de derecho, sino también su propia profesión”, afirma la OCDE en el informe.

Para poner fin a esta práctica, el organismo supranacional formado por representantes de las economías más grandes del mundo exige a los países que habiliten todas las herramientas necesarias para frenar las actividades delictivas de algunas de estas profesiones, claves para la evasión fiscal y el blanqueo de capitales. Entre las peticiones se encuentran realizar más formación sobre el papel de los facilitadores en los delitos financieros, así como la elaboración de leyes más estrictas para responsabilizarlos penalmente.  El organismo señala que “la mayoría de los profesionales respetan la ley y desempeñan un papel importante al ayudar a las empresas y las personas a comprender y cumplir la ley y ayudar al sistema financiero a funcionar sin problemas. Estos profesionales respetuosos de la ley deben diferenciarse de un pequeño grupo de profesionales que utilizan sus habilidades y conocimientos de la ley para promover, comercializar y facilitar activamente la comisión de delitos por parte de sus clientes”.

Legislar para sancionar a los facilitadores profesionales criminales

En el mencionado informe de la OCDE, se citan ejemplos reales de prácticas ilegales producidas por los facilitadores profesionales. En uno de ellos, que se produjo en Estados Unidos, los asesores fiscales prepararon pérdidas comerciales falsas en las declaraciones de impuestos para que su cliente pudiera reducir los impuestos pagados. En otro caso de Suecia y el Reino Unido, la OCDE describe un incidente en el que un especialista alentó a los clientes a comunicarse a través de correos electrónicos cifrados y a cambiarse de banco para evitar ser detectados por la policía.

Según la OCDE, los facilitadores profesionales ofrecen servicios a “bajo precio” entre los que destacan la creación de empresas y la contratación de directores (testaferros), el diseño de  esquemas que ocultan activos a través de empresas offshore de bajo coste detrás de negocios aparentemente más legítimos.

A pesar de la situación explicada, el organismo también señala que algunos países ya han comenzado a actuar. Un ejemplo es Reino Unido que ya permite que se presenten cargos contra facilitadores sospechosos de participar en actividades delictivas. Otro es México, donde los facilitadores del crimen pueden ser condenados a penas de cárcel de más de 16 años.

Puedes leer más noticias sobre prevención del blanqueo de capitales en este blog de Conversia.