Desarticulada una red que blanqueó más de 2,7 millones de euros

sala de máquinas de un gimnasio similar al que se produjo blanqueo de capitalesLos Mossos d’Esquadra han desarticulado una red que se dedicaba al blanqueo de capitales procedente del narcotráfico a través de una firma de cosméticos y un gimnasio de alto standing de Barcelona. La policía estima que la trama podría haber blanqueado más de 2,7 millones de euros.

Durante la operación, los agentes detuvieron a tres personas relacionadas con los hechos, dos de nacionalidad española y una rusa. Además de las detenciones, la policía también identificó a nueve personas que están presuntamente relacionadas con la trama, e identificó 50 sociedades relacionadas con la trama.

Pillado con 300 kilos de cocaína y 2 millones de euros en metálico

Los hechos se remontan a principios de 2016, cuando la policía detuvo a un narcotraficante venezolano que llevaba dos millones de euros en metálico mientras estaba intentando introducir 300 kilos de cocaína en Catalunya. A raíz de la detención, los agentes especializados en blanqueo de capitales empezaron con la investigación y encontraron conexión del detenido con una red de más de 50 sociedades.

El método de blanqueo de capitales

Esta red tenía diferentes métodos para conseguir blanquear el dinero, una de estas formas era la adquisición de inmuebles que eran pagados total o parcialmente en metálico; también eran comunes los préstamos personales y empresariales, las donaciones y operaciones comerciales varias. La organización también realizaba transferencias a entidades que estaban ubicadas en paraísos fiscales. Uno de los principales destinos del dinero era Delaware, un pequeño estado de Estados Unidos situado a 170 quilómetros al norte de Washington, en el que actualmente hay registradas más empresas que habitantes.

Actividades para blanquear dinero

La organización se apoyaba en un grupo de empresarios que utilizaban testaferros con el fin de crear una trama empresarial que controlase grandes cantidades de dinero y justificándolo con actividades comerciales y sociedades ficticias.

Respecto a las operaciones comerciales, el negocio de mayor magnitud era una sociedad que se dedicaba a la cosmética y que contaba con establecimientos y almacenes en España y Sudamérica. Esta empresa simulaba operaciones comerciales gracias a sociedades pantallas y testaferros, y realizaba transferencias de fondos entre España y Sudamérica. Otra operación de las más significativas fue la compra de un gimnasio VIP en el centro de Barcelona con dinero que procedía del narcotráfico.