1 de cada 10 españoles españoles sufre violencia en el trabajo

Grupo de trabajadores sufriendo violencia laboral por su jefeSegún un informe realizado por el profesor de Psicología de la Universidad Internacional de Valencia y experto en Prevención de Riesgos Laborales, Pedro R. Gil-Monte, el 11% de los profesionales españoles reconoce haber sufrido algún tipo de conducta violenta en el trabajo.

Este informe titulado “Violencia en el Trabajo y sus Modalidades: análisis del fenómeno en Europa, España y Latinoamérica” desprende que de estos trabajadores que sufren conductas violentas, el 20% lo hace de forma cotidiana, mientras que el 80% de forma esporádica. Asimismo, una gran parte de estas agresiones (67%) son verbales y de aislamiento, mientras que un 33% son amenazas físicas, de las cuáles la mayoría son cometidas por personas que no pertenecen al lugar de trabajo, es decir, por clientes, alumnos o pacientes, entre otros.

Según el experto, estas acciones tienen consecuencias importantes sobre la salud de los trabajadores, llegando a convertirse en uno de los principales factores que provocan depresión, ansiedad, estrés, conductas de riesgo, nerviosismo, dolores de cabeza o problemas para conciliar el sueño.

Sanidad y servicios sociales, los sectores con más violencia en España 

En su informe, Gil-Monte analiza la evolución de la violencia en el trabajo acotando las principales formas de violencia laboral: acoso psicológico y acoso sexual. Por lo que hace referencia a este último, las estadísticas señalan que el 8,4% de las mujeres españolas han sufrido algún tipo de acoso sexual en su lugar de trabajo, cifra que representa tres veces más que el padecido por los hombres.

Los sectores profesionales más afectados por la violencia laboral en España son el sector sanitario y el de los servicios sociales, junto a los trabajadores de la Administración pública y la Educación.

El 32% de los europeos han sufrido comportamiento violento en el trabajo

En el conjunto de la Unión Europea, el 17% de las mujeres y el 15% de los hombres aseguran haber sufrido algún tipo de comportamiento violento en el trabajo, como, por ejemplo, maltrato verbal, amenazas, trato humillante, violencia física y acoso sexual y psicológico. Por lo que respecta a sectores, los profesionales relacionados con la salud y el transporte son los más perjudicados a nivel europeo, mientras que los trabajadores del sector de la agricultura y la construcción son los que menos agresiones sufren.

Brecha entre políticas y prácticas en prevención de riesgos laborales

El informe concluye que en muchos países no se están poniendo en práctica las políticas de prevención de riesgos laborales, de modo que casi la mitad de las empresas europeas (46%) no tienen redactado ningún protocolo laboral para abordar casos de violencia en el trabajo.

En este sentido, según datos de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los países que cuentan más empresas con planes de acción para abordar la violencia en el trabajo (tanto por casos de mobbing, como por violencia por parte de clientes) son Reino Unido, Irlanda y Suecia, mientras que, por lo contrario, los que menos empresas sensibilizadas tienen son Hungría, Estonia y Letonia.