Cuando el ruido se convierte en un problema en el lugar de trabajo

Trabajo ruidoEl ruido es uno de los problemas más habituales en los entornos laborales actuales. A pesar de que en muchas ocasiones relacionamos el ruido con sectores como la industria o la construcción, hay otros ambientes profesionales que también lo sufren, como por ejemplo los call center, los colegios, los bares o las tiendas de ropa, entre otros. En este post de Conversia explicamos algunas medidas para poner fin a los problemas relacionados con el ruido en entornos laborales.

El ruido, uno de los problemas más habituales en entornos laborales

Un estudio realizado por los Centros Oi2, especializados en el cuidado de la audición, ha revelado que el exceso de ruido es uno de los factores que genera más ansiedad en los entornos laborales, por encima de las actitudes de presión del jefe o de los compañeros. Mantener unos niveles acústicos óptimos debería de ser una preocupación para la mayoría de las empresas ya que se ha comprobado que el ruido puede originar problemas de salud para los trabajadores, especialmente de audición, de estrés y de sueño.

Con la finalidad de reducir el ruido en el ámbito laboral, los responsables de las empresas deben tomar una serie de medidas, encabezada con la evaluación de riesgos y seguida por implantar un programa de medidas técnicas y organizativas.

Medidas técnicas para reducir el ruido en el trabajo

Una de las primeras decisiones que debería tomar una empresa que se propone reducir el ruido al que están sometido sus trabajadores es la aplicación de medidas técnicas sobre la fuente de ruido. Además de ser una de las opciones más económica, estas medidas acostumbran a ser 100% efectivas y benefician a la totalidad de los empleados que están en contacto con la fuente de ruido. Una de estas medidas es colocar silenciadores en aquellos elementos que lo permitan, ya sea en salidas de aire de maquinaria o de conductos de sistemas de ventilación, como en motores, con la finalidad de atenuar el ruido. Asimismo, también se puede optar por reemplazar piezas metálicas por piezas de plástico en aquella maquinaria que lo permita.

Cuando por motivos técnicos se detecta que no es posible aplicar medidas sobre la fuente de ruido, deberían aplicarse otro tipo de soluciones como, por ejemplo, aplicar medidas técnicas sobre el medio. En este caso algunas de las soluciones se ejecutarían aislando aquella maquinaria más ruidosa con barreras acústicas que permitan disminuir el sonido entre la fuente y los trabajadores expuestos. De la misma forma, también se pueden tomar medidas como aumentar la distancia física entre los empleados y las fuentes de ruido.

Finalmente, solo en el caso de que después de haberse aplicado las medidas técnicas enumeradas anteriormente estas no hayan solucionado la problemática del ruido, se deberán aplicar otro tipo de medidas técnicas, concretamente dirigidas al receptor del ruido, es decir, a los trabajadores. Para llevar a cabo esta solución se deberá proveer a los empleados de Equipos de Protección Individual (EPI) formados básicamente por dos tipos de protección auditiva: tapones u orejeras. Los primeros no son los más adecuados ya que no acostumbran a ser 100% eficaces y, además, pueden producir infecciones de oído. Sin embargo, las orejeras, siempre que se ajusten correctamente, son más seguras y protegen mejor que los tapones.

Medidas organizativas para controlar la problemática del ruido

En algunos casos la exposición al ruido por parte de los trabajadores es inevitable y, a pesar de utilizar los EPI, la organización empresarial puede tomar una serie de decisiones para que los empleados no estén tanto tiempo expuestos a las fuentes de ruido. Alguna de estas medidas serían la reubicación de los trabajadores en un entorno libre de ruido, la rotación de aquellos puestos de trabajo que impliquen mayor exposición a la fuente ruidosa, establecer un sistema de pausas que permita al trabajador descansar en una zona silenciosa o realizar aquellas operaciones que impliquen unos niveles más altos de ruido cuando la afluencia de trabajadores sea menor.

Sin embargo, se apliquen las medidas que se apliquen, es de vital importancia que los trabajadores estén siempre informados y formados sobre los riegos que conlleva su puesto de trabajo y las medidas a tomar para evitar y prevenir los problemas de salud.

Lee más noticias de Conversia sobre Prevención de Riesgos Laborales.