Mayores incentivos por baja siniestralidad a empresas que no hayan sido sancionadas en materia de Prevención de Riesgos Laborales

Casco de protección y calculadora para incentivar la prevención de riesgos laboralesSegún valoraciones de los agentes sociales, el bonus que incentiva la baja siniestralidad en las empresas, que se encuentra contemplado en la nueva Ley de Mutuas, podría multiplicarse por diez y llegar hasta los 300 millones de euros anuales.

El nuevo borrador del real decreto, presenta un bonus por baja de siniestralidad que podría multiplicarse por diez, y exigiría a las empresas no haber sido sancionados por la comisión de infracciones en materia de prevención de riesgos laborales o de Seguridad Social.

El Borrador del real decreto está siendo negociado

La CEOE, la UGT y CCOO han recibido el borrador del real decreto en relación a la reducción de los requisitos para que las empresas se bonifiquen en las cotizaciones por contingencias profesionales.

Actualmente, el borrador está siendo negociado con el Ministerio de Empleo, pero, ha trascendido que el sistema de incentivos de éste podría alcanzar un volumen máximo del 5% del saldo del Fondo de Contingencias Profesionales a 31 de diciembre del año anterior. Esto equivale a una cifra de 267,7 millones de euros de gasto para este 2015.H2: ¿Cuánto se destina a bonificaciones?

Actualmente se destinan 30 millones de euros en bonificaciones por reducir la siniestralidad empresarial, aunque, para este 2016 se prevé que podrían llegar a los 300 millones de euros.

Además, se calcula que se podría llegar al millón de empresas que tendrían derecho a recibir el incentivo en el primer año de aplicación (si cumplen con los requisitos). Esto conllevaría 165 millones de euros de presupuesto global.

¿Cuáles son los requisitos para recibir las bonificaciones?

El borrador se centra en la medición del resultado, es decir, la demostración de la disminución real de la siniestralidad laboral que permitiría a las empresas recibir el bonus o una reducción de la cotización por contingencias profesionales.

Un requisito que este nuevo sistema exigiría a las empresas, es el de no haber sido sancionadas por resolución firme por vía administrativa, por la comisión de infracciones graves o muy graves en materia de PRL (Prevención de Riesgos Laborales) o de Seguridad Social.En cuanto a las infracciones graves, se tendrán en cuenta que éstas se realicen de forma generalizada y reiterativa.

Ante esto, los sindicatos consideran que la rebaja de los requisitos servirá para incentivar que los accidentes laborales no sean declarados y no que disminuyan, tal y como se pretende.