La OIT dedica el Día de la Seguridad y la Salud en el Trabajo a prevenir la expansión de la COVID-19

Conversia-OIT-Covid-19Hoy, 28 de abril, se celebra, un año más, el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. En esta ocasión la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha decidido dedicar el día a la COVID-19 bajo el lema “Detengamos la pandemia: la seguridad y salud en el trabajo puede salvar vidas”. En este post de Conversia te contamos más información sobre los materiales e información difundidos por el organismo.

Efectos de la pandemia sobre la Seguridad y la Salud en el Trabajo

La crisis generada por la expansión de la COVID-19 a nivel mundial está afectando a todos los sectores, también al laboral. Más allá de la situación inmediata, también existe preocupación por reanudar la actividad de forma segura evitando la transmisión del virus. Por este motivo, la OIT dedica la jornada de hoy, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, a abordar el reto que enfrentan gobiernos, empleadores y trabajadores para combatir la pandemia y el brote de enfermedades infecciosas en el trabajo.

En este sentido, la OIT ha puesto a disposición en su página web varios materiales para sensibilizar e informar sobre la adopción de prácticas seguras en los lugares de trabajo. Entre estos se encuentra el vídeo que se puede visualizar a continuación:

Responsabilidades y derechos de empleadores y trabajadores

La OIT recuerda que los empleadores y los trabajadores tienen una serie de funciones, responsabilidades y derechos que se deben tener en cuenta en el contexto en el que nos encontramos en la actualidad. Por su parte, los empleadores deben:

  • Garantizar, en la medida en que sea factible, que los lugares de trabajo son seguros y no entrañan riesgo alguno para la seguridad y la salud de los trabajadores.
  • Suministrar, cuando sea necesario, ropas y equipos de protección apropiados (sin ningún coste para el trabajador).
  • Prever, cuando sea necesario, medidas para hacer frente a situaciones de urgencia y accidentes.
  • Asegurar que los trabajadores reciben información y formación adecuada en materia de Salud y Seguridad en el Trabajo (SST).

Asimismo, los trabajadores también tienen una serie de derechos y responsabilidades:

  • Derecho a interrumpir una situación de trabajo si creen, por motivos razonables, que ésta entraña un peligro inminente y grave para su vida o salud, sin sufrir consecuencias injustificadas.
  • Derecho a recibir información y formación adecuadas sobre la SST.
  • Deber de cooperar con el empleador en el ámbito de la STT (cumplir con las instrucciones y procedimientos, utilizar correctamente los equipos de protección, etc.).

Los trabajadores tienen riesgo de contagio y psicosociales 

Ante una situación de pandemia como la COVID-19, la OIT explica que hay dos factores que se deben prevenir en el lugar de trabajo: el contagio y los riesgos psicosociales.

Para prevenir el contagio, el organismo recomienda una serie de medidas:

  • Realizar controles ambientales para reducir la propagación de patógenos y la contaminación de superficies y objetos.
  • Equipos de protección apropiados y formación de cómo ponérselos, quitárselos y deshacerse de ellos.
  • Distancia física: introducir turnos de trabajo, hacer llamadas telefónicas o realizar reuniones virtuales.
  • Higiene: proporcionar desinfectante de manos, fomentar buena higiene, etc.
  • Limpieza: limpiar y desinfectar regularmente las superficies de los escritorios, puestos y objetos de trabajo, desinfección periódica de las zonas comunes (baños, comedores, etc.).
  • Formación y comunicación sobre las medidas adoptadas.
  • Proporcionar equipos de protección personal.

Por otro lado, para prevenir los riesgos psicosociales y aprender a manejar el estrés, la OIT aconseja:

  • Buena comunicación e información actualizada sobre las medidas que se van a tomar.
  • Sesiones multidisciplinarias para identificar preocupaciones y buscar juntos soluciones a los problemas.
  • Lista de verificación para evaluar los puntos fuertes y limitaciones personales y reconocer los signos de estrés y agotamiento.
  • Red de compañerismo para proporcionar apoyo psicológico y vigilar el estrés y el agotamiento.
  • Períodos de descanso regulados para hacer suficientes pausas durante la jornada laboral.
  • Posibilidad para promover la salud física (ejercicio, hábitos alimentarios saludables, etc.).
  • Apoyo psicológico para que los trabajadores compartan miedos y preocupaciones de manera confidencial.

Violencia y acoso en el mundo del trabajo

Debido a la situación excepcional que se está viviendo, la OIT decidió sustituir la temática tratada en esta jornada. En un principio se había anunciado que 2020 se dedicaría a la violencia y el acoso en el mundo de trabajo. El organismo anunciaba que ambas son una amenaza significativa y continua para la salud y seguridad de los trabajadores, así como para la productividad y reputación de las organizaciones.

En junio de 2019, en la Conferencia del Centenario de la OIT, se adoptó el Convenio sobre la violencia y el acoso (n.190) y la Recomendación que lo acompaña (n.206), que hace un llamamiento a la prohibición y la prevención de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

Descubre más posts de Conversia sobre prevención de riesgos laborales haciendo clic aquí.

Publicado en PRL