Conversia se une a la celebración del Día Mundial del Corazón

Corazón representando a las enfermedades cardiovascularesEste viernes 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Desde Conversia queremos unirnos a la conmemoración de esta fecha para concienciar a los lectores de la importancia de cuidar el corazón para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Este tipo de enfermedades son, en la actualidad, la primera causa de muerte en España, según revela el estudio “Defunciones según la Causa de Muerte” publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por este motivo, desde la Fundación Española del Corazón se promueven distintas actividades y se difunden datos para concienciar a la población de la importancia de llevar una vida sana para prevenir y evitar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Causas de las defunciones en España en 2015

En 2015 fallecieron en España un total de 422.568 personas, es decir, un 6,8% más respecto al año anterior, según datos del INE. De estas defunciones, el 96,4% fueron debidas a causas naturales y enfermedades. Encabezando este apartado están las enfermedades cardiovasculares, que un año más son la primera causa de muerte en España. Las patologías relacionadas con el sistema circulatorio y el corazón causan el 29,66% de las defunciones en España, es decir, 3 de cada 10 muertes son debidas a problemas circulatorios y del corazón. El segundo tipo de enfermedad que ocasiona más pérdidas humanas en nuestro país es el cáncer (27,86%) y el tercero las enfermedades del sistema respiratorio (11,08%).

Cuidar el corazón

En el caso de los hombres, las enfermedades isquémicas del corazón, es decir infartos y anginas de pecho, son las que más muertes producen, mientras que en las mujeres lo son las cerebrovasculares. Sin embargo, la Sociedad Española de Cardiología es optimista ya que al analizar los datos proporcionados por el INE se constata una disminución de casi el 4% de la mortalidad a causa de las enfermedades cardiovasculares durante la última década.

Este descenso se debe a mejoras e innovaciones en el sistema sanitario, especialmente en la formación de los profesionales que se dedican a las enfermedades cardiológicas. Y es que, al contrario de lo que podría parecer, las enfermedades del corazón aumentan año tras año, a pesar de que las muertes por esta causa se reducen. Según el presidente de la Fundación Española del Corazón, Carlos Macaya, “el 80% de las enfermedades del corazón y hasta el 90% de los infartos se podría prevenir con un estilo de vida más saludable, realizando más ejercicio físico y vigilando la dieta”.

Infartos y accidentes cerebrovasculares, principales causas de muerte también en el trabajo

Según los datos proporcionados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, durante 2016 el 38% de los accidentes laborales mortales fueron consecuencia de un infarto o de un accidente cerebrovascular. De esta forma, los accidentes cerebrovasculares fueron la primera causa de muerte en el trabajo seguida, muy de cerca, por los accidentes de tráfico (34%).

Asimismo, la última Encuesta Nacional de Salud, elaborada en noviembre de 2015, reflejaba que hasta el 35,3% de los trabajadores españoles tienen un riesgo cardiovascular alto, debido a que cuentan con tres o más factores de riesgo. Al otro extremo, sólo el 10% de la población activa no presentaba ningún factor de riesgo, mientras que el 55% tenía uno o dos factores. Los factores de riesgo más relevantes que aumentan las posibilidades de sufrir una enfermedad de este tipo son la diabetes, la hipertensión, el sedentarismo, el tabaquismo, el sobrepeso, la obesidad o el abuso del alcohol, entre otros.

Recomendaciones para reducir el riesgo cardiovascular en el trabajo

Desde la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerdan la eficacia que tiene la implantación de programas de salud en las empresas como método de prevención de riesgos laborales. Uno de estos son el Programa Empresas Cardiosaludables de la FEC, del cual ya se benefician más de 15.000 empleados en toda España.

Promocionar la salud en el trabajo puede proporcionar numerosos beneficios, tanto a la empresa como a los empleados: mejora la salud de los trabajadores, el ambiente laboral se vuelve más positivo, incrementa la motivación y la productividad y se reduce el absentismo, entre otros.

Sin embargo, si la empresa no implanta ningún programa cardiosaludable, los empleados también pueden realizar algunos buenos hábitos que mejorarán la salud de su corazón. Algunos son:

  • En puestos de trabajo que se deba estar muchas horas sentado, tales como oficinas, es conveniente que cada dos horas el empleado se levante para estirar las piernas, andar un poco y facilitar la circulación.
  • Es aconsejable que se eviten las malas posturas, tales como cruzar las piernas, ya que la sangre no circula con tanta fluidez y puede favorecer la aparición de trombos.
  • Si la jornada laboral impide comer en casa, es recomendable llevar comida casera al puesto de trabajo, ya que comer en restaurante cada día puede acarrear un descontrol en la alimentación y provocar aumento de peso. En caso de no poder llevar a la práctica este consejo, es pertinente que, aunque se coma en un restaurante, se intente comer equilibrado, teniendo presente la fruta, verdura, pescado y legumbres.
  • Desconectar del trabajo en el tiempo libre.
  • Realizar actividad física diariamente.

Si quieres más información acerca enfermedades cardiovasculares no dudes en releer el post que Conversia publicó sobre como la salud cardíaca puede verse afectada por la profesión y el entorno del trabajador.