Aumenta tu calidad laboral a través de la ergonomía en tu puesto

Personas trabajando en una postura correcta cuidando la ergonomíaContar con un buen diseño ergonómico de nuestro puesto de trabajo, hace que el trabajo a realizar se desarrolle con comodidad, permitiendo cambios de posturas y estableciendo tiempos de descanso óptimos para la salud.

Aunque la ergonomía y calidad laboral no son consideradas como prioridades en el trabajador, es evidente que disponer de buenas herramientas en el trabajo nos ayuda a alcanzar mejores resultados y disminuir posibles enfermedades tales como, trastornos circulatorios, contracturas musculares o trastornos musculo esqueléticos. Además, también pueden aparecer problemas psicológicos asociados a la concentración.

Las consecuencias de no incorporar a la empresa un programa de ergonomía y calidad tienen graves repercusiones. Los empleados no acudirán a sus puestos de trabajo seguros, y como consecuencia serán menos productivos, provocando absentismos y bajas. Es muy importante que para que cada trabajador obtenga buenos resultados, cuide la herramienta más preciada que existe: su cuerpo.

Factores de ergonomía a tener en cuenta

  • Posturas adecuadas: en función de los diversos puestos de trabajo existentes, habrá que determinar cuál es la postura que adoptamos en nuestra jornada laboral. Para poder determinar cuál es la mejor posición.
  • Espacio de trabajo: los espacios de trabajo deben favorecer la comunicación y el trabajo en equipo al mismo tiempo que proporcionar la intimidad necesaria para el desempeño de tareas.
  • Iluminación: un factor muy importante, ojo con excesos de luz ya que agota mentalmente y daña nuestra visión. La mejor opción es la iluminación natural.
  • Ambiente acústico: para ambientes ruidosos, es obligatorio el uso de cascos homologados.