El testaferro, una figura que a menudo se relaciona con el fraude

testaferro firmando un acuerdo, siempre respetando la ley de prevención de blanqueo de capitalesAlgunos de los argumentos más repetidos por los acusados en los juicios de blanqueo de capitales son los clásicos “yo no sabía nada” o “no sé qué firmé”. Pero a pesar de que estas declaraciones nos puedan generar opiniones encontradas, gran parte de estos acusados no están mintiendo: se trata de testaferros. Descubre la figura del testaferro y cómo luchar contra el fraude y el blanqueo de capitales en pymes en este post de Conversia.

¿Qué es un testaferro?

Testaferro es una palabra que procede del italiano y que significa, literalmente, “cabeza de hierro”. Según la Real Academia Española, un testaferro es una persona que presta su nombre en un contrato, pretensión o negocio que en realidad es de otra persona. En ningún caso, la RAE relaciona la palabra con una actividad delictiva. Sin embargo, la entrada de Wikipedia para esta palabra establece que “en términos legales y económicos, se describe a aquellas personas que suplantan negocios fraudulentos de modo que a pesar de la suplantación las personas encubiertas siguen percibiendo beneficios de un fraude”.

¿Todos los testaferros tienen relación con actividades ilegales?

A pesar de que muchas personas vinculan la figura del testaferro con una actividad delictiva, la legislación española establece que el testaferro es una figura totalmente legal. Existen dos modalidades de testaferro: sin representación, es decir, actuando en nombre propio y transmitiendo, a posteriori, los beneficios al mandante, a través de un contrato de compra venta o escritura pública; o con representación, cuando el mandante otorga poderes al testaferro para actuar en su nombre. En ambos casos la figura es legal. El problema se produce cuando se realiza algún negocio ilícito o alguna actividad delictiva como blanqueo de capitales, evasión de impuestos, tráfico de drogas, etc.  Este caso recuerda al que ya os contábamos hace unos meses en este blog de Conversia sobre si era legal o no tener dinero en paraísos fiscales.

¿Puede tener problemas una pyme al hacer negocios con un testaferro?

Cuando una pyme realiza un acuerdo con una organización que cuente con un testaferro no significa que esta empresa esté cometiendo una ilegalidad. Las pymes, así como cualquier otro profesional, deben informarse y tener a disposición herramientas para conocer la verdadera identidad de la organización con la que se está haciendo negocios, incluso si hay un testaferro de por medio, ya que este no debe ocultar la identidad de la persona a quién representa.

Cada vez es menos complicado detectar el blanqueo de capitales

A pesar de que la globalización y las nuevas tecnologías permiten que el dinero se mueva rápidamente por todo el mundo, estas circunstancias también han servido para diseñar herramientas y protocolos para detectar negocios ilícitos y movimientos de dinero fraudulento.

Actualmente, no solamente las grandes empresas realizan estas transacciones a nivel mundial, sino que las pymes también efectúan negocios al otro lado del mundo. Sin embargo, las nuevas tecnologías posibilitan a las administraciones llevar un mejor control, motivo por el cual las pymes deben recordar la importancia del cumplimiento normativo para evitar formar parte de un delito. Es de especial importancia que las pymes pongan en funcionamiento procedimientos para verificar y conocer las empresas con las que están realizando un negocio y, en el caso de ver que hay un testaferro de por medio, informarse sobre a quién está representando.

Herramientas para detectar fraudes

En este sentido, las entidades reguladoras, tanto españolas como europeas, tienen a su disposición una serie de medidas y herramientas para la lucha contra el blanqueo de capitales. En España se ha desarrollado la Base de Datos de Titularidad Real, un listado informatizado de más de dos millones de organizaciones que permite a las autoridades saber quién se oculta detrás de testaferros. Asimismo, también existen plataformas que permiten a los sujetos obligados a la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención de blanqueo de capitales, identificar a cualquier cliente para poder tomar las mejores decisiones para su negocio.

Descubre más posts relacionados con el blanqueo de capitales en este blog de Conversia.