La amnistía fiscal desvela más de 600 casos de blanqueo de capitales

fajos de billetes guardados de forma sospechosa para blanqueo de capitales Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han detectado al menos 600 casos de evasores que han cometido delitos de blanqueo de capitales de entre los 30.000 que se acogieron a la amnistía fiscal del año 2012

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, la Agencia Tributaria ampliará las inspecciones de la amnistía fiscal a los 30.000 contribuyentes que se acogieron a la misma y comprobará, como ya está haciendo en numerosos casos, si quienes regularizaron su patrimonio a través de dicha amnistía han cumplido también con la obligación de informar sobre la posesión de bienes y derechos situados en el extranjero y si han sido rigurosos al hacerlo.

Investigación de la amnistía fiscal

Asimismo, el presidente de Gestha, José María Mollinedo, en declaraciones a Europa Press, ha aclarado que la Agencia Tributaria no va a realizar inspecciones de la amnistía fiscal, sino que iniciará una investigación para cotejar datos.

Sin embargo, desde Gestha reclaman la revocación de la consulta de la Dirección General de tributos del año 2012, para que se puedan acometer las inspecciones y se investigue el origen de los fondos de la amnistía fiscal para descubrir los casos de evasores que pudieran blanquear capitales.

Delitos de evasión

De hecho, los técnicos de Hacienda han detectado al menos 600 casos de este tipo, una cifra “muy alta”, correspondiente solo a una primera fase, por lo que podría haber “muchos más casos”, según ha apuntado Mollinedo.

Por su parte, las mismas fuentes de Hacienda aseguran que los contribuyentes que se acogieron a la amnistía están siendo sometidos a las mismas actuaciones que los demás, incluso “muchos de ellos” están siendo investigados por distintos delitos que pueden acabar ante los tribunales.

Prescripción de los delitos de la amnistía fiscal

Además, el departamento de Cristóbal Montoro desmiente las voces que aseguran que el 30 de noviembre de este año prescriben los posibles delitos que hayan podido cometer quienes se acogieron a la amnistía, y añade que la amnistía fiscal en sí “no caduca” y que los datos aportados por la misma “siguen ahí y están a disposición de la Agencia Tributaria”.