Europa incluye a Arabia Saudí y Panamá en la lista de países con riesgo de blanqueo de capitales

blanqueo-mundo-598701unsplash conversiaEn los últimos meses, algunas entidades bancarias europeas han sido protagonistas de varios escándalos relacionados con supuestas tramas de blanqueo de capitales. Ante esta situación, la Unión Europea ha decidido poner freno a la entrada de dinero procedente de algunos países. Por este motivo, la Comisión Europea ha actualizado la lista de países con “alto riesgo” por sus deficiencias en los mecanismos de control contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo. Te lo contamos en este post de Conversia.

23 países en la lista negra europea con “alto riesgo” de blanqueo de capitales

A partir de ahora, los bancos de la Unión Europea deberán aplicar controles estrictos en aquellas transacciones que procedan de 23 países. De esta forma, la Comisión ha marcado a 11 países más con la etiqueta “alto riesgo” en blanqueo de capitales: Arabia Saudí, Panamá, Libia, Afganistán, Irak, Nigeria, Puerto Rico, Guam, Samoa, Samoa Americana y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Estos se han añadido a los 12 estados que ya configuraban la lista: Bahamas, Botsuana, Corea del Norte, Etiopía, Ghana, Irán, Pakistán, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago, Túnez y Yemen.

La lista ha sido actualizada por la Comisión Europea tras examinar minuciosamente 54 jurisdicciones con una nueva metodología presentada a los socios de la UE. Por primera vez, la Comisión ha decidido elaborar su lista negra de estados con legislaciones blandas que pueden poner en riesgo al sistema financiero europeo por la entrada de capitales que procedan de actividades ilícitas. Hasta el momento, era el FATF (Financial Action Task Force), un cuerpo intergubernamental de los estados miembro, quien se encargaba de elaborar este listado. Ahora es Bruselas el que fija sus propios criterios y reglas.

Protocolos para garantizar la procedencia del dinero

A pesar de que la Comisión Europea no puede sancionar a estos países, la institución europea sí que puede pedir a sus bancos que realice controles adicionales. De este modo, la legislación comunitaria fija un protocolo a la hora de aceptar a clientes procedentes de los estados que constan en la lista, así como para prevenir, detectar y, si procede, bloquear transacciones sospechosas de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo.

Según la comisaria europea de justicia, Vera Jourová, algunos de estos países ya están haciendo esfuerzos para mejorar sus controles pero también ha advertido que a otros les queda aún un largo camino por recorrer hasta salir de la lista negra. “El mensaje que quiero lanzar es que Europa está abierta a los negocios, pero que no es ingenua y debe protegerse”, explicó Jourová. La comisaria, quiso avisar a algunos Estados miembro sobre la tolerancia respecto a las “estructuras opacas” que a menudo se usan para actividades ilícitas. “Muchos países todavía no intercambian información crucial”, afirmó Jourová.

La decisión de la Comisión Europea se debe a un cúmulo de escándalos que han salpicado a varios bancos europeos, como el danés Danske Bank, al letón ABLV, al holandés ING o al alemán Deutsche Bank.

 

Descubre más noticias sobre prevención del blanqueo de capitales y financiación del terrorismo en este blog de Conversia.