Se duplican las investigaciones por blanqueo de capitales en Canarias

Billetes de Euro para ilustrar post blanqueo de capitales de Conversia
Foto de negocios creado por kstudio – www.freepik.es

En 2018, los registros mercantiles y de la propiedad de Canarias remitieron al Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) el doble de casos de posible lavado de dinero que en el transcurso del año anterior. De media, cada día llegan al CRAB tres nuevos expedientes por sospechas de blanqueo de capitales procedente del archipiélago canario. Te contamos todos los detalles en este post de Conversia.

De los registros de la propiedad y mercantiles al CRAB

A lo largo de 2018, los profesionales canarios enviaron 1.040 alertas sobre posibles casos de blanqueo de capitales al CRAB, 515 más que en 2017. Una vez las notificaciones llegan al CRAB, los expertos analizan la causa que podría incurrir en blanqueo de capitales: compras de inmuebles a precios fuera de mercado, compraventa y posible contrabando de obras de arte, empresas fantasmas, compañías pantalla u operaciones sospechosas en Bolsa, entre otras.

Del total de los posibles delitos detectados en Canarias, la mitad fueron descubiertos por los registros de la propiedad y la otra mitad por los registros mercantiles. En el primer caso, se trata de sospechas de lavado de dinero por medio de bienes muebles e inmuebles: grandes urbanizaciones, proyectos urbanísticos y edificios pueden devenir instrumentos para el lavado de dinero, ya que los altos presupuestos que manejan permiten blanquear sumas muy elevadas.  En relación con los bienes muebles, los delincuentes suelen utilizar adquisiciones de aviones privados, yates de recreo, coches de alta gama o compraventas de buques para el transporte de mercancías para rentabilizar dinero negro.

En el segundo caso, en relación a los registros mercantiles, se detecta el uso de sociedades para fines ilícitos: empresas que están un tiempo sin aparente actividad y que en un momento determinado realizan una operación importante y, posteriormente, se disuelven de inmediato. Asimismo, también existen las sociedades en cascada, compañías con domicilio en un paraíso fiscal y que se encuentran participadas por una o varias sociedades, que también están domiciliadas en otro paraíso fiscal, motivo que dificulta el seguimiento de sus actividades, o las sociedades instrumentales, que se constituyen en terceros países para eludir el pago de impuestos en España.

La lucha contra el blanqueo de capitales recae en diversas manos

En el conjunto español, el Centro Registral Antiblanqueo recibió 22.594 casos en los que se detectaron indicios de que se podría haber producido blanqueo de capitales. En concreto son 7.161 expedientes más en solo un año (en comparación del año 2017), lo que representa un incremento del 46,4%.

En España, la lucha contra el blanqueo de capitales no es tarea exclusiva de las fuerzas y cuerpos de seguridad y del sistema judicial. También están implicados en esta batalla los registradores mercantiles, así como los registradores de la propiedad. Cuando estos detectan posibles operaciones de lavado de dinero, envían los expedientes al Centro Registral Antiblanqueo. El CRAB analiza cada caso y si confirma las sospechas de actividades ilícitas, lo remite al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac). El Sepblac se encarga de elaborar los informes de inteligencia financiera sobre cada uno de los expedientes y realiza los informes que acaban enviando a la policía o a la Agencia Tributaria.

 

Descubre más noticias sobre prevención de blanqueo de capitales en este blog de Conversia.