Desarticulan una red de blanqueo de capitales a través de la venta de carne de kebab

kebabHay numerosos programas televisivos que muestran como algunos viajeros se la juegan intentando hacer contrabando, tráfico de drogas o pasando grandes cantidades de dinero en efectivo en los aeropuertos, a pesar de los controles de seguridad y de aduanas. En este post de Conversia contamos como en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona se descubrió una organización que blanqueaba dinero a través de la venta de carne de kebab.

La operación Doner Halal

La Guardia Civil detuvo a cinco personas e investigó a otras 15 acusadas de pertenecer a una organización delictiva dedicada al blanqueo de capitales a través de una red de empresas “pantalla” que tenían por actividad la compra-venta de carne de kebab. Los detenidos fueron acusados de seis delitos por blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y contra la Hacienda Pública por crear un entramado de sociedades que ocultaron al fisco el IVA de los ejercicios 2012 a 2017, llegando a defraudar unos 36 millones de euros.

Las investigaciones de esta operación, llamada “Doner Halal”, empezaron en verano de 2015. La Guardia Civil detectó que, semanalmente, una persona transportaba grandes cantidades de dinero desde el aeropuerto de El Prat hacia el de Dusseldorf (Alemania). Concretamente, cada sábado esta persona movía miles de euros en efectivo, cantidades que oscilaban entre los 90.000 y los 200.000 euros, a pesar de que en alguna ocasión había superado los 300.000.

A pesar de que este dinero era declarado en la aduana del aeropuerto barcelonés con el correspondiente formulario y acompañándolo de facturas emitidas por una empresa alemana dedicada al suministro de la carne de kebab, posteriormente se descubrió que las sociedades implicadas eran ficticias. Se evidenció que estas empresas “no existían” ya que no figuraba ningún domicilio ni ningún indicio que demostrara que estas sociedades estuviesen realizando una actividad comercial. Por este motivo, la Guardia Civil llegó a la conclusión que la red estaba cometiendo algún tipo de delito, ya fuera a través de un entramado societario, con la colocación de testaferros o utilizando empresas que emitían facturas falsas.

La Guardia Civil acabó ejecutando 3 registros domiciliarios en Barcelona, Cervelló (Barcelona) y Benidorm (Alicante), en los cuales se incautaron de unos 150.000 euros en efectivo y de documentación para su posterior análisis. Asimismo, en el marco de la operación también se bloquearon 36 cuentas bancarias y otros productos financieros que contaban con un saldo de 21.000 euros, así como 35 tarjetas de crédito en vigor. Además, se inició el embargo preventivo de 5 inmuebles situados en la provincia de Alicante, valorados en unos 470.000 euros.

Descubre en este blog de Conversia más noticias relacionadas con el blanqueo de capitales.