El Vaticano se incauta de 12 millones de euros procedentes del blanqueo de capitales

Imagen del Vaticano que lucha contra el blanqueo de capitalesA pesar de que no existe una lista oficial de los países catalogados como paraísos fiscales, el Vaticano ha sido considerado durante mucho tiempo uno de ellos. Desde hace unos años, las autoridades vaticanas quieren poner punto y final a esta situación a través de la lucha contra el fraude fiscal y el blanqueo de capitales.

Más de 12 millones de euros incautados en 4 años 

En este sentido, el Tribunal del Vaticano se ha incautado en el período comprendido entre 2013 y 2016, de 12 millones de euros que procedían de origen dudoso, realizándose en 10 órdenes diferentes. El promotor de Justicia vaticana, Gian Piero Milano, concretó que, de estos doce millones de euros, 2 se confiscaron durante 2016, en dos operaciones distintas, una que sumaba 1.132.000€ y la otra de 855.631€. Estas incautaciones responden a la voluntad de la ciudad-estado de adaptarse a los estándares internacionales relativos a las acciones de prevención y vigilancia para hacer frente al blanqueo de dinero y a las actividades ilegales.

Nuevas normativas contra el blanqueo de capitales en el Vaticano 

Estos doce millones de euros han sido congelados gracias a las nuevas normativas aprobadas por la Santa Sede con la llegada del papa Francisco al Vaticano en 2013. Cuando este inició su pontificado, muchos expertos en la materia vaticinaban que el nuevo papa cerraría el Instituto para las Obras de Religión (IOR), también conocido como el Banco del Vaticano. Sin embargo, lo sometió a distintos controles, entre ellos al de la Autoridad de Información Financiera del Vaticano, entidad fundada por el papa emérito Benedicto XVI, o a la del organismo europeo contra el blanqueo de capitales, Moneyval. Otra de las medidas que llevó a término fue la firma, en 2015, de un acuerdo con Italia para intercambiar información bancaria desde 2009 y la repatriación de capitales. Con la firma de este acuerdo, el IOR debe facilitar automáticamente a la Hacienda italiana todos los datos bancarios de las personas y empresas que tengan residencia en Italia.

El “Banco del Vaticano” no es una entidad financiera

Durante estos últimos años, la Autoridad de Información Financiera del Vaticano ha cerrado miles de cuentas que se dedicaban al blanqueo de capitales del IOR o “Banco del Vaticano”. Muchos de los clientes de esta entidad eran políticos y empresarios que disfrutaban del secreto bancario para hacer operaciones sospechosas de fraude fiscal en sus países de origen. Sin embargo, esta organización no es una entidad bancaria, sino que es un instituto fundado en 1942 para, únicamente, administrar los bienes de las entidades y personas de la Santa Sede. A pesar de ello, durante muchos años, personas y empresas de fuera de este entorno depositaron su dinero en el IOR y la falta de transparencia financiera de la entidad ha propiciado al blanqueo de capitales y a que se cometiera fraude fiscal en otros países. Antes de las reformas, esta entidad llegó a gestionar 19.000 cuentas bancarias que albergaban unos 7.000 millones de euros.