¿El adiós a Eurovegas será también un adiós a un paraíso fiscal?

La llegada de Eurovegas a España, más concretamente a la Comunidad de Madrid, iba a traer riqueza y empleo, según las autoridades de la región. El Gobierno autonómico estaba dispuesto a dejarse la piel peleando por concesiones legales, como una suavización de la Ley Antitabaco en este espacio, para que el proyecto del multimillonario Sheldon Adelson cuajara, cosa que al final no ha sucedido. Todos los “enemigos” de Eurovegas están, pues, de enhorabuena.

Entre los contrarios al proyecto de Adelson en España estaban aquellos que veían que Eurovegas iba a traer prostitución y delincuencia. También, los hosteleros alzaron su voz por la Ley Antitabaco, cuya implantación les generó, aseguran, cuantiosas pérdidas, mientras que en Eurovegas iba a ser mucho más laxa. Y en tercer lugar, figuraban los que afirmaban que este paraíso del juego en la Comunidad de Madrid también se podía convertir en un paraíso fiscal.

no implantación de Eurovegas en Madrid En este sentido, el pasado mes de diciembre, El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) valoraron “positivamente” que el Gobierno de España no haya cedido ante las pretensiones de Las Vegas Sands, “que entre otras peticiones pretendía que se ignorase la ley de Prevención de blanqueo de capitales en el recinto proyectado en la Comunidad de Madrid y gozar de un tratamiento fiscal permanente y privilegiado frente al resto de sectores económicos del país”, informaron en un comunicado.

Según Gestha, con la no implantación de Eurovegas en Madrid se evita la creación de una “isla normativa” en el corazón de España, que, entre otras consecuencias, hubiese permitido que cualquier jugador pudiera transferir al casino fondos para poder apostar cantidades muy elevadas a riesgo de permitir el blanqueo de capitales. Asimismo, los técnicos de Hacienda consideran que se evita constituir un “auténtico paraíso fiscal” con un régimen excepcional de tributación casi nula en los tres niveles de la Administración tributaria: nacional, autonómica y local.

“Sin embargo, Gestha lamenta que el Gobierno autonómico madrileño haya cedido a buena parte de las ocho peticiones fiscales de Adelson para allanar el desembarco de Eurovegas, como la rebaja de la tarifa aplicable a los casinos de juego, cuyos tipos oscilaban entre el 22% y el 45%, a un tipo fijo del 10%, que podría quedar en el 1% por creación y mantenimiento del empleo”, señalaban en el comunicado que emitieron el pasado diciembre.

Entre esas facilidades, según los técnicos de Hacienda, también destaca la bonificación del 95% de la cuota del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados. Estas medidas, según recuerda Gestha, fueron aprobadas tras la puesta en funcionamiento de las actividades de juego en los ‘Centros Integrados de Desarrollo’. Para esta organización, dichas ventajas fiscales “van en contra de la alta tributación del juego en el resto de países europeos, que pretenden desincentivar los juegos de azar porque tienen un impacto negativo en la sociedad, la economía y, con frecuencia, en la salud de las personas aficionadas al juego”.